Búsquedas etimólogicas: “Feminazi”

feminazi¿Se han dado cuenta del éxito que tiene la palabra “feminazi”? Se usa mucho.

La palabra la inventó Rush Limbaugh que es un periodista norteamericano de ultraderecha. No utilizo a sabiendas el término “neoconservador” o “ultraliberal”. Limbaugh, como muchos otros en su país y en el nuestro, es simplemente un ultraderechista.  descargaLa ultraderecha tiene uno de los rasgos más interesantes y apreciados de la política de expansión dentro de los medios de comunicación: la fidelización de un nicho.

Feminazi. Qué fácil y que sencillo de recordar ¿verdad? Limbaugh lo comenzó a utilizar para criticar a las dirigentes feministas, para tacharlas de “fanáticas”, para decir que estaban “en  contra del hombre y a favor de su aniquilación”.

Como se esperaba el término “feminazi” ha calado bastante hondo y ya es un término de uso común. Da igual que sea bochornoso, indigno y peyorativo porque, términos como estos, que salen de las entrañas mismas del monstruo de lo políticamente correcto: como no podemos decir “machonas”, “putas” o “cerdas” para referirnos a las feministas nos sacamos de la manga un término nuevo igualmente execrable pero que contenga la palabra “nazi” que da a entender que todo lo que venga del feminismo.

Sólo alguien con la boca muy sucia podría utilizar una palabreja como esa que pretende establecer vínculos semánticos entre el feminismo y el nazismo. Pero, la verdad, sólo alguien que tenga un cerebro pequeño, podría utilizarlo alegremente y así permitirnos saber de su estado general moral y de su visión del mundo.

feminazi (1)

El término “feminazi” ya vale para todo. Por ejemplo:

 Demostrar una profunda frustración sexual: Si las mujeres no te quieren no es por tu culpa es por culpa de las feminazis que meten ideas absurdas en las cabecitas de las mujeres para que estas se nieguen a acostarse contigo.

yo ecido como me vistoLa Conspiranoia ha llegado, al limite, pues no es que usted sea un tío que no se ducha, que se rasca los huevos en público, que es feo, que es imbécil, que es incapaz de mantener una conversación o que, sinceramente, no es sexualmente apetecible. No. La culpa es del feminismo que, al parecer, extiende un ideario que rechaza de plano las relaciones sexuales con hombres. ¿No son todas las feministas unas lesbianas latentes? Lo son y, por eso, repudian el sexo con hombres. El cuento, por tanto, se extiende hacia una rara y retorcida teoría: las feministas convierten a las mujeres en lesbianas y, como todas son lesbianas, pues no quieren acostarse conmigo.

Aborto y feminismo: Pues sí, no sólo es que las feministas son tan malas que quieren que todas las mujeres aborten. Desde hace ya unos años se vienen estableciendo puentes semánticos entre las palabras “feminismo”, “Aborto” y “nazismo” de un modo sencillo: el feminismo aboga por el aborto que, a su vez, es una práctica de exterminio igual (¡IGUAL!) que la que usaron los nazis. Da igual que ese tipo de ideas sea un barullo absurdo sin pies ni cabeza. Lo importante es que el movimiento feminista sea, rápidamente, reconocido como algo peor que el nazismo.

Sentimientos de inferioridad: La ultraderecha, derecha y también la izquierda suele, por razones que se me escapan, demostrar un pánico tremendo hacia las mujeres. Si una mujer consigue un puesto de responsabilidad o ser de esas señoras que han tomado la loca determinación de hacer lo que les da la gana rápidamente se ponen en guardia ante ellas. ¿Por qué? Machismo les suena familiar?.  El sentimiento de inferioridad (que también parece de índole sexual…eso es un comentario casi freudiano) se hace evidente ante señoras con cierto poder ante las cuales el macho pierde el norte. Las mujeres metidas en política sufren doblemente por las meteduras de pata que cometen pero, también, por su aspecto físico o su forma de vestir. En este caso, todas, sufren el sentimiento de inferioridad de algunos bichos.

images (1)Teoría del “mujer-mujer”: Esta es la mas interesante. El término “feminazi” muchas veces se utiliza como una palabra que desliga a las feministas de las mujeres. Una “Feminazi” siempre será un híbrido con lo peor de las mujeres y lo peor de los hombres. Una especie de nueva entidad biológica poderosa que tiene como objetivo intoxicar a las mujeres inviertiendo el orden natural de las cosas.

El conservadurismo, religioso-político-social, retrata a la mujer como un ser necesario para la vida pero accesorio en todo lo demas. Son lo que llamó Ana Botella las “mujer-mujer”. Un término apasionante porque resaltaba que, al igual que nos referimos a la calidad de una chaqueta de cuero diciendo que es de “piel-piel” o a un jarrón de porcelana china como “bueno-bueno”, Botella dejaba claro que para ser una mujer completa había que convertirse en algo decorativo pero tan agradable a la vista o al tacto  como que, para poder definir su altísima calidad, tuviéramos que repetir el adjetivo dos veces. La “mujer-mujer” es accesoria, es bella, se conserva bien…y tiene un dueño, claro. Alguien que la mantiene y que la cuida. Ella, a cambio, hace un servicio mostrando su belleza y su educación (el material con el que está hecha) y se comporta como un objeto decorativo, es decir, permanece lo más silenciosa posible y, sobre todo, sólo se muestra si su dueño lo cree necesario. Si la “mujer-mujer” envejece, empeora, se muestra excesivamente o comienza a incomodar a su dueño rápidamente alcanza el status de “trasto”, de molestia.

En definitiva: nada nuevo bajo el sol. El machismo ha conseguido mantenerse francamente activo e imperturbable a través de los siglos y, con otros términos, alude a las mismas formas de control de siempre. Sobre todo este asunto, además evidentemente del status ideológico y moral que muchos hombres quieren mantener en un  mundo dominado tradicionalmente por hombres (un status que no quieren perder pero que, además, beneficia a la hora de hablar del sueldo de las mujeres a las empresas y a otras organizaciones de corte moral y religioso), flota claramente la cosa sexual.

Los tópicos: Feminismo y machismo, no es lo mismo

No sólo no es lo mismo sino que no tienen nada que ver. El feminismo es una teoría de la igualdad y el machismo, pretende justificar la desigualdad mediante una supuesta inferioridad de las mujeres. El feminismo se edifica a partir del principio de igualdad, todos los ciudadanos y ciudadanas son libres e iguales ante la ley. El feminismo es una teoría y práctica política que se basa en la justicia y propugna, como idea base sobre la que se cimienta todo su desarrollo posterior, que mujeres y hombres somos iguales en derechos y libertades.

images (5)El machismo consiste en la discriminación basada en la creencia de que los hombres son superiores a las mujeres. Según la época, el momento o la imaginación, los argumentos serán distintos. Da igual, el caso es defender y practicar que los hombres tienen una serie de derechos y privilegios que no están dispuestos a compartir con las mujeres y para ello utilizan todos los medios a su alcance, incluida la violencia si es necesario. Una vez desarrollado el feminismo y nombrado como privilegio a lo que hasta entonces se había considerado natural, fue necesario equiparar ambas teorías, como si fuesen éticamente iguales. Algo así como decir que el racismo y la lucha contra el racismo son lo mismo. En la estructura mental de patriarcado, o estás conmigo o estás contra mí. De ahí a la guerra de sexos sólo había un pasito. (Nuria Varela – Feminismos para principiantes. Ed.B Barcelona 2008)

images

Aquí les dejamos un blog de ciudadano que dice sufrir los efectos de las feminazis. La verdad, pobre. Pobre idiota. http://pulpogenes.net/?p=435

 

Por: Corina Castillo C.

Fuente del blog Mi vida Insustancial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s